Miami Beach, Florida

Hola Aventureros y bienvenidos a la Maasberg!

Hoy les mostraré una de mis ciudades favoritas de Estados Unidos – ¡Miami!

Playas, bikinis, hoteles lujosos, fiestas, cócteles, verano infinito y mucha diversión son las cosas que caracterizan a la Ciudad del Mundo – Miami. Ubicada entre la bahía Biscayne y el Océano Atlántico, se encuentra la zona más visitada del sur de estados Unidos y la que yo considero la capital de latinoamérica.

Durante el tiempo que viví en Florida, pasear por Miami siempre era una buena idea. La zona más popular es South Beach, donde la vibra siempre es positiva, ir a playa todo el día o pasear en bicicleta y patines por Ocean Drive es toda una aventura. La gente pasea por esta calle a la orilla del mar y presume sus coches de lujo; recuerdo uno tipo el de Batman haha – en fin – Miami es una ciudad de lujos y excesos, pero a pesar de esto puedes pasar un gran tiempo aquí. Frente a esta calle existen muchos hoteles, y la peculiaridad de estos es el estilo arquitectónico único llamado Art Deco.

Mi principal recomendación es disfrutar el buen clima y pasar tantas horas en el exterior como sea posible. Miami Beach tiene un sendero a lo largo de la costa por donde podrás ver gente tomando el sol, paseando en bicicleta, patines o patineta, caminando en trajes de baño por todos lados y siendo felices.  Lemmus Park tiene acceso a la playa, además de contar con baños y regaderas para la comodidad de todos. A lo largo de la playa, hay estaciones de guardavidas decoradas con colores vivos y contrastantes,  diseños playeros y alusivos a la bandera de EUA; son perfectos para una fotografía con vista al mar que enmarque ese toque especial al recuerdo.

La arena es blanca y de textura fina, el mar color azul  y el agua clara, por lo que es perfecto para un clavado; el oleaje no es fuerte así que no debes preocuparte por eso.

Todas las ocasiones que fui a la playa, dejaba mis pertenencias en la arena, incluido  cámara y celular, volteando constantemente para asegurar que mis cosas siguieran en su lugar. Afortunadamente,  nunca me robaron algo, pero ten en cuenta que es una ciudad llena de turistas y gente que no conocemos; como consejo viajero nunca confíes demasiado y evita traer contigo pertenencias costosas o que representen algo muy especial para ti. Es mejor traer poco y disfrutar de un día hermoso en la playa.

Al final de esta zona, se encuentra un muelle llamado South Pier, perfecto para observar la costa y los edificios que enmarcan el cielo a lo largo de la playa. El muelle esta junto a una escollera, puedes bajar a las rocas y obtener muy buenas fotos. Además de esto, puedes rentar una tabla y practicar paddleboard – que consiste en utilizar un remo y una tabla un poco más grande que la de un surfista, puedes ir parado, sentado o en tus rodillas, y si caes, pues solo te refrescas! no hay nada de que preocuparse en la orilla del mar.

Miami es una ciudad con gran encanto, llena de gente con todas partes del mundo, y en mi opinión, la capital de latinoamérica. Aburrirse no es opción, la variedad de actividades y tours son diversas, solo tienes que elegir la que más te guste y se ajuste a tu presupuesto: renta de bicicletas o segways, paddleboard, un paseo en bote, etc.

Todo el tiempo que pasé ahí, la playa fue mi escape, sola con un libro y mi música;  acompañada de mis amigos durante un domingo jugando voleibol y riéndonos juntos, o terminando ahí después de una fiesta, solo para ver el amanecer; hicieron de mi tiempo ahí algo inolvidable y que quedará marcado en mi corazón. Florida será mi segundo hogar por siempre.

Las nuevas pecas en mi cara, los buenos momentos, las risas, las fiestas, los mojitos, el bronceado  y la primer Navidad en la playa son los recuerdos que guardo, físicos y sentimentales, del tiempo que marcó mi juventud y mi primer aventura en otro país.

No quiero extenderme más platicando mis actividades aquí. El mundo está lleno de lugares increíbles, cerca o lejos de donde vives, las aventuras están a la vuelta.

Sueña, vive, crea recuerdos y comparte tu corazón con los amigos que vas dejando por el mundo. Las cosas materiales se pierden, las aventuras y buenos recuerdos se irán contigo a donde sea que vayas.

Mi meta personal es seguir conociendo el mundo, un lugar a la vez y tan frecuente como me es posible, quizás en una de esas nos topamos y me recomiendas un nuevo destino.

Hasta la próxima aventura a la Maasberg! Les dejo mis fotos favoritas.

Au revoir …

Recuerdos aventureros gracias a:

GoPro

Canon México

Deja un comentario