Uncategorized,  Viajes

Nueva York – Blog 2 | Central Park

Hola Aventureros y bienvenidos a otro episodio a la Maasberg…

Un clásico y visita obligatoria en cualquier viaje a la Gran Manzana es el increíble y hermoso Central Park.

Situado en medio de la isla de Manhattan, este parque urbano público de 3.4 kilómetros cuadrados es el pulmón de la ciudad y el destino de 37 millones de visitantes al año.

Entre árboles, lagos, aves y senderos, te perderás en un sin fin de opciones que ver y distintas actividades que marcarán tu viaje a Nueva York y harán de él un destino de ensueño.

Datos interesantes…

  1. Fue diseñado en 1857 por Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux (arquitectos y paisajistas estadounidense e inglés, respectivamente)
  2. Tiene 45 kilómetros de senderos para corredores y 9 kilómetros para carrozas
  3. Tiene 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho, siendo más grande que todo el principado de Mónaco
  4. Tiene 51 estatuas, aquí te muestro algunas 😉
  5. Tiene un castillo y un zoológico

Si te encantan las zonas naturales y los parques, no puedes perderte esta visita obligada. En diferentes puntos del parque encontrarás pequeños kioscos con mapas y gente muy amable ayudándote a encontrar el sitio que busques – que por cierto, esa amabilidad es poco vista en la ciudad hahaha así que siéntete afortunado.

¿Aburrido y sin saber que más hacer? ¡Aquí eso no sucederá! Entre remar en el lago en verano, patinar sobre hielo en invierno, visitar el zoológico, andar en bicicleta, correr (para esos viajeros fit) o caminar y perderte por los diversos senderos, cualquiera de ellas será mágica en la Ciudad Que Nunca Duerme.

En cada viaje he conocido una faceta distinta del parque y diferentes puntos de interés, desde la estatua de Alicia en el país de las maravillas, la fuente de Bethesda, The Mall (que ha salido en innumerables películas) y el monumento a John Lenon (para el resto de fanáticos de The Beatles) Central Park lo tiene todo (también restaurantes & baños públicos – por si se lo preguntaban).

Aquí van las reseñas de cada temporada 🙂


Central Park en otoño…

¡Que cosa tan más hermosa! Me enamoré de nuevo. En mi último viaje visité la Gran Manzana en noviembre y jamás pensé que vería algo tan hermoso. Árboles llenos de hojas amarillas y naranjas, una brisa fría pero soportable, sol y un skyview de los edificios al sur que te quitará el aliento. Puedo admitir que visitar el parque en esta temporada es la mejor opción que puedes tomar si Central Park está en tu bucket list! Además, la mejor opción para ver tendencias de moda y el street style de las chicas con botas, medias, faldas, bufandas y gorros chic por todos lados – and I mean not that bad for guys either 😉

 


Central Park en invierno…

No tan hermoso pero si impresionante, en esta época verás los árboles sin hojas y muy probablemente nieve por doquier. Puedes patinar en hielo en la pista que tienen dentro o recorrer el parque y ver los shows urbanos atrapa turistas. Lleva guantes, gorro y orejeras porque serán tus aliados en cada minuto que pases al exterior.


Central Park en primavera…

Esta época del año es increíble porque tiene muchos días soleados, un clima templado y CHERRY BLOSSOM SEASON!!! Las flores blancas y rosadas de los cerezos que se encuentran en el parque te quitarán el aliento.

TRAVEL TIP! – Si te encanta este fenómeno natural, no te pierdas la temporada a orillas del río Potomac en Washginton DC.


Central Park en verano…

No tengo fotos, pero imagina un clima cálido, shorts, lentes de sol, gente paseando a sus mascotas, frisbees por doquier y mucha, mucha, mucha gente. Es una de las temporadas altas en New York así que ten en cuenta la alza en precios y el flujo de personas – y olvida tu foto sin personas al fondo hahaha.


Como lo viste, Central Park es sí o sí un destino imperdible en tu visita a la gran manzana. En la época que elijas podrás ver cosas increíbles, paisajes contrastantes entre naturaleza y rascacielos o recrear alguna escena de tus películas favoritos. Central Park representa perfectamente la frase “I LOVE NY” y se convertirá en una razón más para volver y perderte entre los senderos y puentes de este increíble sitio.

Les dejo algunas de mis fotos favoritas. Cuéntanos ¿qué punto te mueres por conocer? y si ya fuiste ¿qué te pareció más loco? En NYC siempre habrá una anécdota divertida.

Hasta la siguiente aventura a la Maasberg…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *